Valor Compartido

ManosMuchas3.jpg

Conozco algunas personas que sus logros estuvieron motivados en mayor medida por su trabajo personal. Exitosos o no avanzan sobre el resultado con la fuerza del súper yo que les promete llegar a destino.

Una actitud individual y decidida que procura alcanzar logros a partir de la contribución personal casi exclusiva.

Cualquier aporte externo que contribuya al objetivo puede ser marginado con el único propósito de preservar el logro individual.

En otras palabras, hay gente que quiere hacer las cosas solo y no está muy dispuesto a aceptar contribuciones de otra persona porque aceptarla significaría que el logro no fue exclusivo de su trabajo.

Ahhh…

Sin embargo creo conveniente que la mezquindad del trabajo individual que busca el éxito ceda frente al aporte colectivo.

Cada persona hace una contribución para procurar el logro. Y debe ser valorada por su compromiso y la calidad de su aporte.

El reconocimiento no está en la mirada que se centra en la contribución personal. Si no en el disfrute de observar que el objetivo ha sido alcanzado de mejor manera, gracias al aporte de todos.

Por convicción o soberbia de la autoestima insaciable, la conducta individual todopoderosa no pareciera ser la decisión más beneficiosa. Un resultado superador es consecuencia de un trabajo en equipo.

- ¿Y el reconocimiento?

Que cada uno se identifique con el objetivo alcanzado. Aceptar que fue consecuencia del trabajo en equipo no invalida la calidez del aplauso íntimo y silencioso, que es igual de reconfortante.

- Ok.

|

Comentarios

Comparto la visiòn y me parece muy valiosa esta mirada. Creo que en parte el éxito de empresas se debe mucho al trabajo en equipo, y por más que sea valioso el trabajo individual nunca va a alcanzar la calidad del que logra un grupo de personas. Saludos, MA
Responder

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar