La Comunicación No es Bonita

ajedrez.jpgComparto una breve reflexión sobre el valor que considero tiene la comunicación para la conducción estratégica.

A esta altura se ha ganado mucho prestigio al respecto pero algunas dudas persisten y en algunos ámbitos definiciones estratégicas que deberían ser consecuencia de la intervención de un profesional en la materia, son producto de apreciaciones voluntariosas.

¿Apreciaciones voluntariosas?

Es que hay una predisposición a emitir opinión para participar del debate. Algo que elocuentemente es conveniente porque a esta altura no somos pocos los que consideramos la riqueza que aporta el intercambio de criterios.

¿Entonces?

Si bien hay que alentar el intercambio debe haber un sustento que otorgue cierta entidad a lo que se pretende decir. No se trata de levantar la mano y resolver atendiendo a cuestiones de belleza.

Aquel cartel está más delicado. Esto es bonito. Me gusta más aquello. ¿No es más lindo este otro?

Lo estético debe dejarle lugar a lo estratégico. Porque el problema no es la estética, sino la construcción estratégica del discurso.

Simplemente quiero remarcar que la comunicación no es bonita. Para desestimar los juicios que se generan bajo esa perspectiva.

Repito. La comunicación no es bonita. Su motivo no es estético. Es estratégico. Tiene poco que ver con la belleza, y mucho con la construcción del discurso.

¿Puedo insistir?

Adelante...

No es bonita. Es estratégica.

|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar